8 jun. 2010

A ti.

La imagen que permanecerá siempre joven, nunca destruida con el tiempo, siempre pura, siempre fantasía, existe por una razón, un recuerdo de vida, una sensación fija en la mente.
Una ilusión en retroceso que tiene su presente, dando entrada a un placer, como un niño que apenas descubre la función de sus manos, pueden tocar, sudar, temblar. Un temblor que fluye desde la punta del pie hasta la cornea, dejando destellos de luz en las pupilas, después ceguera instantánea, no eres capaz de diferenciar figura alguna, todo tiene su proceso de adaptación.
Un destello en la mente seguido por un suspiro eterno, algo que aun siendo parte de ti, jamás pertenecerá a…
Regresas, sientes todo de nuevo aun con el paso del tiempo, nada cambia, aun duelen las quijadas de tanto sonreírle a ese sueño, a esa imagen de la vida compartida y es a ti a quien me refiero, noche y día te pienso lejos, sintiéndote cercas.

No hay comentarios: